En la gran jornada de conciliación: soachunos buscan solucionar sus conflictos

Durante tres días, 11 fiscales de Soacha escucharán y facilitarán la solución de problemas personales y cotidianos. Se trata de evitar procesos judiciales engorrosos que complicarían más las cosas.

La liquidación de una sociedad conyugal, problemas con el pago de la administración, conflictos de convivencia, la custodia de los hijos o la regulación de visitas, injurias o calumnias, conflictos laborales, entre otros casos forman parte de los muchos problemas a los que en un momento dado nos podemos enfrentar las personas y la solución a los mismos puede ser tan complicada o sencilla como queramos. Así quedará demostrado en la Gran Jornada Nacional de Conciliación, en la que Soacha es una de las ciudades más activas.   

  

Se estima que en los tres días del evento que inició este martes, se atenderán más de 500 casos conciliables o querellables que contemplan también accidentes de tránsito sin lesiones personales, lesiones personales culposas, daño en bien ajeno, y abuso de confianza, entre otros, con el objetivo de buscar ante todo la resolución de los conflictos de una manera pacífica, más eficiente y además contribuir a la descongestión judicial del país.

Al participar en la Gran Jornada Nacional de Conciliación los ciudadanos pueden solucionar sus diferencias sin llegar a iniciar procesos penales que podrían extender el tiempo de resolución del conflicto. Para ello, cuentan con 11 fiscales y representantes del Ministerio de Justicia y de la Alcaldía de Soacha que, durante tres días, 26, 27 y 28 de septiembre promoverán el diálogo y la autogestión en la resolución de conflictos cotidianos.

La jornada se desarrolla en la Casa de Justicia, centros de convivencia ciudadana, comisarías de familia, notarías, centros de conciliación públicos y privados, consultorios jurídicos, personerías, defensorías de familia, inspecciones de policía, fiscalías locales, unidades de mediación y Secretaría de Gobierno de Soacha.

voz Alcalde de Soacha Eleázar González

You May Also Like

Pin It on Pinterest