Un hecho la empresa Férrea pertenece a los cundinamarqueses: Jorge Rey.

Luego de un proceso de gestión, la secretaría de integración Regional consolido inversión de $2.200 millones de pesos , que nos permitieron comprarle al Distrito Capital el 50% de las acciones de la #EmpresaFérrea que pertenecían a TransMilenio y desde hoy el 100 % es de todos los cundinamarqueses.

Con este nuevo panorama, seguimos adelante en la consolidación de nuestros grandes proyectos de #RegioTram y las fases II y III de Transmilenio a Soacha.

A través de la que ahora es nuestra empresa Férrea, gestionamos la millonaria inversión que ingresará para desarrollar estas iniciativas de gran impacto para los cundinamarqueses, especialmente para los soachunos y para los habitantes de sabana occidente.

Luego de que el Gobierno Nacional garantizó la asignación de un billón de pesos para la construcción del tren de cercanías para los municipios aledaños a Bogotá, también conocido como Regiotramel departamento se alista para una serie de obras de movilidad que se espera mejoren la calidad de vida en la región metropolitana. Algunas de estas son las fases II y III de TransMilenio en Soacha y la ampliación de la autopista Norte.

Para que Cundinamarca apruebe la asignación de las vigencias futuras para el Regiotram, cerca de $ 500.000 millones, solo falta un debate en la Asamblea. Este se dará el próximo jueves en plenaria. Si se aprueba, se asegura el dinero que aportará la gobernación en los siguientes 10 años.

¿El Regiotram saldrá en casi un fast track en la Asamblea?

Nos ha tocado correr, como le pasó a Bogotá con el metro. El proyecto moriría si no se sacaba antes de que comience a regir la Ley de Garantías, y nos hubiera tocado esperar hasta julio del 2018, al finalizar las elecciones presidenciales; se hubiera frenado por efecto de la transición de mandatarios (presidente).

Este 7 de noviembre quedarían aprobadas las vigencias futuras en la Asamblea; el 8, yo las sancionaría y el 9 se verificará que cumplan con el soporte del convenio de cofinanciación, para que el 10 de noviembre firmemos el convenio que garantiza los recursos y así pasar al proceso licitatorio.

¿Cuándo se licitaría?

En el segundo semestre del 2018, porque hay que estructurar financiera, técnica y jurídicamente ese proceso. Nos tomará más de seis meses hacerlo y llevar a nivel de detalle todos los pormenores que se puedan presentar dentro de los procesos licitatorios y de escogencia.

¿Cuándo comenzarán obras?

Hay una etapa de preconstrucción que conlleva gestión predial, revisión de estudios a nivel de detalle y topografías que llevan mínimo seis meses. Esperaríamos que en el segundo semestre del 2019 ya tengamos maquinaria y obras.

¿Cuándo rodará el tren?

Finalizando el 2021 o comenzando el 2022 tendremos las 17 estaciones del sistema funcionando y los vagones haciendo interconexión, no solamente entre Facatativá y Bogotá, sino también con el aeropuerto El Dorado, que tendrá una extensión ya prevista dentro del proyecto. Los estudios señalan que se movilizarán 125.000 pasajeros a diario.

Hablando del aeropuerto, ¿cómo va el proyecto de El Dorado II en Faca?

La ANI se encuentra en etapa de estructuración de todo el proceso para observar y conocer si es mejor hacerlo a través de alianza público-privada. Además, está adoptando el plan maestro que ya existe para El Dorado II, y esperamos que junto con Planeación Nacional escojan el mecanismo idóneo para salir a presentar el proyecto ante la banca y los inversionistas.

¿Cómo se conectará el tren con el metro de Bogotá?

La integración con la estación del metro se está concertando y coordinando con el Distrito para procurar que sea la más cercana con la estación de la calle 26 con Caracas, lo que sería beneficioso para ambos sistemas.

¿Cómo van las fases II y III de TransMilenio (TM) a Soacha?

Muy bien. Hay que recordar que en el Conpes de enero de este año se estableció que son de importancia estratégica para el país. El proyecto llevaba seis meses de adelanto respecto al Regiotram. Estamos trabajando con Planeación Nacional para llegar a firmar el convenio de cofinanciación antes del 10 de noviembre, y con Soacha para garantizar vigencias futuras. Gestionamos también la estructuración del proceso licitatorio, y esperamos que antes de que finalice el primer semestre del 2018 se haga la adjudicación y arranquen las obras en diciembre de ese año.

¿Qué beneficios tendrá para ese municipio?

Será un proyecto de renovación urbana porque se contempla la intervención de andenes, construcción de ciclorrutas, un parque lineal, senderos y espacio público abierto y de muy buen metraje. Serían 250.000 nuevos pasajeros para TM.

¿Y para la Sabana Centro?

Se tiene la ampliación de la autopista Norte. Esa fue la primera gestión que realizamos con la Nación. El contrato se firmó en diciembre del 2016; allí, el Gobierno Nacional se comprometió a ampliar a cinco carriles la Autonorte desde la 245 hasta el puente de La Caro y construir una doble calzada en la carrera 7.ª en el mismo tramo. Complementamos con la troncal de los Andes, de 3,5 kilómetros, con una inversión de $ 150.000 millones, que va a descongestionar el centro de Chía.

¿Y cómo se soluciona el cuello de botella de la 245 a Bogotá?

El Distrito hará lo mismo desde la 245 hasta la 190, ese es el compromiso de la capital, donde estructuran ese proyecto. En los siguientes meses será noticia que se empate esa obra con la que realiza el departamento.

Fuente: EL TIEMPO

You May Also Like

Pin It on Pinterest